Sentencia de Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, Sala Civil, 13 de Febrero de 2002 (caso Proceso Pertenencia)

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

Decídese el recurso de apelación interpuesto por la actora contra el auto proferido por el Juzgado Tercero Civil del Circuito de esta ciudad el día 22 de mayo de 2001, mediante el cual se decretó la perención del proceso de la referencia.

EXTRACTO GRATUITO

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL

SALA CIVIL DE DECISIÓN

Bogotá, D.C., trece de febrero de dos mil dos.

PROCESO : PERTENENCIA

DEMANDANTE: GUILLERMO FREDY DÍAZ GUERRERO

DEMANDADO : LUIS HELI TOVAR Y CIA S. EN C. GASEOSAS

FLORENCIANAS y otros..

Magistrada Ponente: Dra. PIEDAD CECILIA MANRIQUE DE CAMACHO.

(Discutido y aprobado en sesión del día 30 de enero de 2002).

Decídese el recurso de apelación interpuesto por la actora contra el auto proferido por el Juzgado Tercero Civil del Circuito de esta ciudad el día 22 de mayo de 2001, mediante el cual se decretó la perención del proceso de la referencia.

  1. A N T E C E D E N T E S:

    1. Al estimar que se daban los presupuestos de ley, la sociedad CONTRU-INVERSIONES SUÁREZ PARRA LEYTON Y CIA S. EN C., solicitó la aplicación del artículo 346 del C. de P. Civil; solicitud que fue acogida a través del proveído objeto de alzada.

    2. Contra dicha decisión se interpusieron por el actor los recursos de reposición y apelación.

      Alegó que la juez de instancia olvidó que para la procedencia de la perención, es necesario que se haya trabado completamente la relación procesal lo cual significa que deben estar presentes todos los demandados y en este caso, falta por notificar a algunos de ellos.

      Así mismo, adujo que si bien el artículo 19 de la Ley 446 de 1998 indica que en materia civil puede aplicarse el artículo 346 del código adjetivo del ramo, aún cuando no se hallan practicado tales notificaciones, lo cierto es que la misma Ley estableció en el artículo 163 que cuando se esté surtiendo este tipo de actos, ella no opera ya que se rigen por las normas que se encontraban vigentes.

      De otro lado, manifestó que no se daba la parálisis procesal por el espacio que reclama la disposición procesal reseñada –6 meses-, dado que la secretaría del Juzgado del conocimiento dentro del mismo –6 de abril de 2001-, expidió la certificación que la parte actora solicitó el día 5 de septiembre de 2000, siendo que la petición de perención se radicó el 17 de mayo de 2001.

    3. La juzgadora de primer grado denegó el recurso principal, poniendo de presente la negligencia y descuido de la parte actora en impulsar el proceso, lo cual era de su resorte, ya que no estando notificados todos los demandados del auto admisorio de la demanda, no promovió acto alguno para obtener la vinculación de la parte pasiva.

      Con relación a la certificación aludida por la parte recurrente, sostuvo que ello no constituye ningún trámite...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS