Sentencia nº de Tribunal Administrativo de Cundinamarca - Sección primera, de 29 de Abril de 2004 - Jurisprudencia - VLEX 30541832

Sentencia nº de Tribunal Administrativo de Cundinamarca - Sección primera, de 29 de Abril de 2004

Ponente:Dra. Susana Buitrago Valencia Exp. No. 2004 &#x2
Actor:LUIS JAVIER MARCILLO MUÑOZ Asunto: Fallo
Fecha de Resolución:29 de Abril de 2004
Emisor:Sección primera
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

PROVIDENCIA No. 13 DEBIDO PROCESO EN CONEXIDAD CON EL DERECHO AL TRABAJO / DEBIDO PROCESO EN EVALUACIÓN MEDICO LABORAL – Violación / RETIRO DEL SERVICIO MÉDICO – Calificación de no apto / JUNTA MEDICA LABORAL – Irregularidades en calificación de las incapacidades / TUTELA COMO MECANISMO TRANSITORIO – Procedencia

EN PRIMER TÉRMINO, OBSERVA LA SALA QUE LA JUNTA Y EL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL VULNERARON EL ARTÍCULO 37 DEL DECRETO 094 DE 1989, SEGÚN EL CUAL LOS ORGANISMOS MÉDICO-LABORALES DE POLICÍA ENCARGADOS DE DEFINIR LAS INCAPACIDADES, DEBEN UTILIZAR TODOS LOS DOCUMENTOS ALLEGADOS, PARA DETERMINAR CLARAMENTE SI LAS AFECCIONES FUERON CAUSADAS EN EL SERVICIO Y EN RAZÓN DEL MISMO, O COMO CONSECUENCIA DE LA ACCIÓN DEL ENEMIGO, ENTRE OTRAS.DE OTRO LADO ENCUENTRA TAMBIÉN LA SALA QUE SE DEJÓ DE APLICAR EL PARÁGRAFO DEL ARTÍCULO 19 DEL DECRETO 1796 DE 2000, POR CUANTO HABIÉNDOSE PRESENTADO POR EL TUTELANTE AFECCIONES DIFERENTES ENTRE LAS REGISTRADAS EN EL ACTA DE LA JUNTA MEDICO LABORAL DE POLICÍA N° 1316 DEL 28 DE NOVIEMBRE DE 2000, Y LAS REGISTRADAS EN EL CONCEPTO PSIQUIÁTRICO N° 0014984 DEL 27 DE JUNIO DE 2003, TENIDAS EN CUENTA ÉSTAS ÚLTIMAS POR EL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL DE REVISIÓN MILITAR Y DE POLICÍA N° 1895-2232 DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 2002, DEBIÓ DARSE EXPLICACIÓN A LO DISPUESTO EN EL PARÁGRAFO DEL ARTÍCULO 19 DE CONFORMIDAD CON EL CUAL “SI DESPUÉS DE UNA JUNTA MÉDICO LABORAL DEFINITIVA LA PERSONA CONTINÚA AL SERVICIO DE LA INSTITUCIÓN Y PRESENTA MAS ADELANTE LESIONES O AFECCIONES DIFERENTES, ÉSTAS SERÁN PRECISADAS Y EVALUADAS MEDIANTE NUEVA JUNTA MÉDICO-LABORAL

EN EL CASO DEL CAPITÁN, PESE A QUE LA JUNTA MÉDICO-LABORAL INICIAL, REUNIDA EL 28 DE NOVIEMBRE DE 2000 DEJÓ CONSTANCIA EN EL ACTA 1316 DEL CONCEPTO DE ESPECIALISTA EN PSIQUIATRÍA 24112000, CONSISTENTE EN TRASTORNO POR STRESS POST-TRAUMÁTICO CRÓNICO CON ELEMENTOS DEPRESIVOS Y PARANOIDES, TRASTORNO DEPRESIVO ANSIOSO CON ELEMENTOS PSICÓTICOS, POR SU PARTE EL CONCEPTO MÉDICO DE PSIQUIATRÍA, DIRECCIÓN DE SANIDAD, ÁREA DE MEDICINA LABORAL DE 27 DE JUNIO DE 2003 CONSIGNA COMO DIAGNOSTICO: SECUELAS DEFINITIVAS: RASGOS OBSESIVOS DE LA PERSONALIDAD SE OBSERVA, ANOTANDO EXPRESAMENTE QUE EL TRASTORNO POR STRESS POST-TRAUMÁTICO ESTABA RESUELTO. ESTE CONCEPTO FUE REPRODUCIDO Y CONSIGNADO POR EL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL DE REVISIÓN MILITAR Y DE POLICÍA N° 1895 – 2232, EN EL ACTA DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 2003. PERO NO EXISTE PRUEBA QUE DEMUESTRE LA NUEVA EVALUACIÓN PRACTICADA POR NUEVA JUNTA MÉDICO-LABORAL AL PACIENTE, PESE A PRESENTAR LESIONES O AFECCIONES DIFERENTES A LAS INICIALMENTE DETERMINADAS, Y EN LOS TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 19 DECRETO 1796 DE 2000.

IGUALMENTE SE TRANSGREDIÓ EL DEBIDO PROCESO AL NO APLICARSE EL NUMERAL 14 DEL ARTÍCULO 20 DEL DECRETO 1512 DE 2000, POR EL CUAL SE MODIFICA LA ESTRUCTURA DEL MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL, EL CUAL SEÑALA COMO FUNCIÓN DEL SECRETARIO GENERAL DEL MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL, LA DE CONVOCAR Y PRESIDIR EL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL DE POLICÍA. ELLO POR CUANTO LA SALA DEDUCE QUE NO EXISTIÓ CONVOCACIÓN PREVIA DE LA AUTORIDAD COMPETENTE PARA LA REALIZACIÓN DEL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL INICIADO EN FECHA 3 DE SEPTIEMBRE DE 2001, EL QUE FUERE APLAZADO, SEGÚN SE DESPRENDE DE LA ANOTACIÓN CONTENIDA EN EL ACTA 1895-2232 DEL 16 DE SEPTIEMBRE DE 2003, EN DONDE SOLO SE ALUDE A LA AUTORIZACIÓN DEL SECRETARIO DEL MINISTERIO DE DEFENSA PARA LA CONVOCATORIA DEL TRIBUNAL MÉDICO LABORAL OTORGADA MEDIANTE OFICIO 10623 DEL 22 DE NOVIEMBRE DE 2002, Y DE LA EXPLICACIÓN DADA A ESTA MISMA INQUIETUD POR PARTE DEL MINISTERIO DE DEFENSA EN SU RESPUESTA A LA TUTELA.

(…)

DE LA MISMA MANERA NO EXISTE PRUEBA ESCRITA DE LAS AUTORIDADES MÉDICO-LABORALES QUE CONOCIERON DE LA SITUACIÓN DEL ACTOR, QUE EXPLIQUE Y MOTIVE LAS RAZONES EN QUE SE APOYARON PARA EMITIR UN CONCEPTO PSIQUIÁTRICO DIFERENTE AL CONTENIDO EN LAS EVALUACIONES PRACTICADAS AL CAPITÁN POR LA MISMA ESPECIALIDAD MÉDICA (PSIQUIÁTRICA), LO CUAL PODRÍA INDICAR LA EXISTENCIA DE UNA POSIBLE CONTRADICCIÓN. TALES EVALUACIONES PSIQUIÁTRICAS SON LAS PRACTICADAS A ÉSTE LOS DÍAS 27 Y 31 DE MARZO DE 2004, LAS CUALES SEÑALAN: EN LA PRIMERA “EL EXAMEN MENTAL DE LA FECHA NO MUESTRA ALTERACIONES Y NO CALIFICA PARA UN DIAGNOSTICO DE TRASTORNO MENTAL” Y EN LA SEGUNDA “NO REALIZÓ PSICOTERAPIA YA QUE EN LA VALORACIÓN DEL DR. QUIROGA MÉDICO PSIQUIATRA MANIFIESTA QUE A LA FECHA NO SE OBSERVAN ALTERACIONES MENTALES QUE LO AMERITEN.”

EN EL ANTERIOR ORDEN DE IDEAS, Y COMO QUIERA QUE EL ACCIONANTE EJERCE LA PRESENTE TUTELA PARA EVITAR UN PERJUICIO IRREMEDIABLE QUE DICE SE LE OCASIONA CON SU DESVINCULACIÓN DE LA POLICÍA NACIONAL, POR DECLARATORIA DE NO APTO PARA EL SERVICIO, NOTIFICACIÓN QUE ESTÁ PRÓXIMO A RECIBIR AL MOMENTO DE EJERCITAR LA ACCIÓN, DECISIÓN QUE EN EFECTO SE PRODUJO POR EL DECRETO 832 DEL 16 DE MARZO DE 2004, QUE LE FUERE INFORMADA PARA NOTIFICARLE MEDIANTE AVISO POR CORREO CERTIFICADO DE FECHA 15 DE ABRIL DE 2004, YA QUE TALES INGRESOS LABORALES SON SU ÚNICO MEDIO DE SUBSISTENCIA, ASPECTO QUE NO FUE DESVIRTUADO POR LAS DEMANDADAS, INTERPRETA LA SALA QUE EL AMPARO CONSTITUCIONAL FUE PRESENTADO A TÍTULO DE MECANISMO TRANSITORIO, LO CUAL SIGNIFICA QUE ANTE LA PERENTORIEDAD Y GRAVEDAD QUE LOS EFECTOS DE LA MEDIDA PUEDEN ACARREARLE AL ACCIONANTE EN SU MÍNIMO VITAL, PESE A EXISTIR OTRO MEDIO DE DEFENSA JUDICIAL, EL MISMO NO RESULTA IDÓNEO Y POR LO TANTO, PROCEDE LA TUTELA.

EN CONSECUENCIA, SE ACCEDERÁ A LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS CONSTITUCIONALES FUNDAMENTALES AL DEBIDO PROCESO EN CONEXIDAD CON EL DERECHO AL TRABAJO DEL CAPITÁN VULNERADOS POR LA POLICÍA NACIONAL (JUNTA MÉDICO-LABORAL) Y POR EL MINISTERIO DE DEFENSA (TRIBUNAL MÉDICO-LABORAL), DEJANDO SIN EFECTO EL DECRETO 832 DEL 16 DE MARZO DE 2004 “POR EL CUAL SE RETIRA DEL SERVICIO ACTIVO A UN OFICIAL DE LA POLICÍA NACIONAL”, Y ORDENANDO AL MINISTRO DE DEFENSA NACIONAL REINTEGRARLO AL SERVICIO, SIN SOLUCIÓN DE CONTINUIDAD, CON EL RECONOCIMIENTO DE TODOS LOS EMOLUMENTOS DEJADOS DE PERCIBIR DURANTE EL PERIODO EN QUE HAYA PODIDO ESTAR DESVINCULADO, Y ORDENANDO A LAS AUTORIDADES COMPETENTES CITADAS REHACER LA TOTALIDAD DE LA ACTUACIÓN QUE DEBE CUMPLIRSE PREVIAMENTE PARA PODER DETERMINAR LA UBICACIÓN DEL ACTOR EN LA SITUACIÓN ADMINISTRATIVA QUE SE PRETENDE, DÁNDOLE APLICACIÓN ESTRICTA Y CUMPLIDA A LA TOTALIDAD DE LAS DISPOSICIONES LEGALES QUE RIGEN LA MATERIA, TENIENDO EN CUENTA SUS ANTECEDENTES LABORALES DE LOS ÚLTIMOS AÑOS, ACTUANDO CON CONGRUENCIA ENTRE LAS DIFERENTES EVALUACIONES PSIQUIATRÍCAS Y CONSIDERANDO EL ORIGEN DE LAS LESIONES PADECIDAS, ASÍ COMO TAMBIÉN, ANALIZANDO TODAS LAS PRUEBAS E INFORMES RECAUDADOS DENTRO DE UN CONTEXTO QUE ESTÉ A TONO CON EL RESPETO A LA DIGNIDAD HUMANA AL TRABAJO Y A LA SOLIDARIDAD, VALORES CONSTITUCIONALES DE OBLIGATORIA APLICACIÓN.

TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CUNDINAMARCA SECCION PRIMERA SUBSECCION A

Bogotá D.C., abril veintinueve (29) del año dos mil cuatro (2004). Mag. Ponente: Dra. SUSANA BUITRAGO VALENCIA Exp. No. 2004 – 0784 Acción de Tutela Accionante: LUIS JAVIER MARCILLO MUÑOZ Asunto: Fallo

Procede la Sala a decidir la acción de tutela interpuesta por el señor LUIS JAVIER MARCILLO MUÑOZ, contra el MINISTERIO DE DEFENSA – POLICIA NACIONAL DE COLOMBIA, en procura de obtener protección inmediata de sus derechos constitucionales fundamentales al trabajo, debido proceso y a la igualdad.

  1. FUNDAMENTOS DE LA ACCIÓN

    Aduce el accionante que el día 28 de noviembre de 2000, se le realizó una Junta medico laboral, con el fin de valorar la capacidad, las lesiones, las secuelas, tanto físicas como mentales derivadas de un secuestro y tortura a que fue sometido el día 14 de febrero de 1996, en la cárcel modelo de Barranquilla.

    Agrega que para la valoración médico laboral, se produjeron múltiples irregularidades con violación al debido proceso que originaron que fuera declarado no apto laboralmente.

    Expresa que solicitó la correspondiente revisión del acta de la Junta medico-laboral ante el Tribunal Médico Laboral, organismo competente para resolver dicha petición.

    Que el Tribunal Medico Laboral también omitió evaluarlo correctamente, volviendo a confirmar lo dicho por la junta médico-laboral, con una serie de irregularidades y violaciones en el procedimiento que lo perjudicaron en la valoración.

    Expone que al quedar agotado cualquier otro recurso, al ser declarado no apto, está en inminente peligro de ser separado de la institución por disminución de su capacidad física, evento en el que se quedaría sin trabajo y sin sustento para él y su familia, causándosele un perjuicio irremediable.

    Manifiesta que los días 27 y 31 de marzo de 2004, se valoró y examinó por psicólogos y psiquiatras de la policía nacional, quienes emitieron concepto favorable en el sentido de encontrarse en total estado de lucidéz, con lo cual no calificaría para un diagnostico de trastorno mental....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS